Día #6

Seguimos compartiendo testimonios de los participantes.

 

Tinto

Pasamos una noche muy buena, rápida y de ola razonable. Amanecimos con el Fjord IV a unas pocas millas a nuestra popa de estribor. Hacía unos 2 o 3 días que no nos cruzábamos con nadie más que los delfines, la tortuga, los peces voladores y las aves. Ya hablamos por radio con ellos y están todos muy bien. Siempre es un agrado cruzarse y hablar con otros barcos, y más con los amigos, y ni les digo si están a popa! La tripulación a las 6:45 está toda despierta y de muy buen ánimo y el tener un competidor cerca nos da pilas para estar concentrados. Hoy pinta día más tranquilo. Necesitamos más calmita de algunas horas para poder ventilar este sauna con olor a frigorífico en quiebra. Como dicen allá…lo que mata es la humedad, pero además acá la humedad es salada. Me voy a prepararle el desayuno a las bestias.

 

Otro del Tinto

Breve descripción del regatista oceánico al ser llamado a su guardia de las 3 de la mañana: el primer llamado es un sacudón brusco de lo que el regatista entiende es una cama, que no es más que un colchón angosto y totalmente mojado de alguna mezcla entre agua salada y transpiración de sus dos anteriores compañeros que durmieron en su misma cucheta. El regatista se levanta sonriente y esboza un…”que bien dormí”. Con el barco totalmente de canto (a 45 grados) intenta prender las luces, que son rojas para no encandilar, y que por supuesto cambian el color de la ropa impidiendo reconocer el traje de agua del regatista. Reconocido su traje, que hace 4 dios está mojado, siempre con el mix de agua salada y transpiración aunque ahora únicamente propia, empieza a ponérselo sobre su propio húmedo. El traje es de telas sintéticas que no resbalan fácilmente sobre la piel húmeda. El barco siempre de canto y a los golpazos contra las olas, y el regatista siempre apoyado contra un mamparo al borde de desnucarse sólo. Terminada esta tarea que pareciera simple para cualquier mortal le quedan únicamente 2 pequeñas cosas… ponerse las botas y el arnés de seguridad. Las botas mojadas sobre las medias mojadas no implicarían problema mayor al mortal, y menos al regatista. El arnés de seguridad para que el mortal entienda es una especie de corpiño sin el porta gomas que tiene 2 correas de sujeción a los puntos fijos del barco y que pesa unos 3 kilos, que hacen que si falla al regatista irse al agua, le llevaría unos 5 segundos recorrer los más de 4.000 metros que lo separan de la superficie con el fondo del mar, sin contar el peso del traje de agua que ya estaba mojado antes de tocar el agua. Terminada esta tarea digna de un contorsionista el regatista oceánico toma su guardia al saludo de… ¿todo bien acá? En momentos que una ola monumental le cae de lleno en su mojado ya traje de agua, pero que al estar ahora abierto, la ola corre entera desde la campera, bajando por la remera, pantalón, calzones, medias, y de lleno a las botas, donde cientos de hongos se abalanzan sobre los dedos húmedos en busca de su alimento diario. El regatista oceánico responde a la inclemencia con un… ¿moja no? y toma su guardia.

 

Dia 6 (casi una semana)
Hola !! Acá estamos celebrando que después de cuatro días seguidos viramos y estamos navegando en otro borde ! Nos costó unos minutitos adaptamos al ver el barco inclinado para el otro lado! Para celebrar almorzamos capeletinis con tuco !!!! Nos faltó el postre ! La última noche tuvimos las visitas inesperadas de una sardina y cuando estábamos acomodando los cabos encontramos un calamar ! Se ve que esas cosas pasando cuando timonea Nico porque siempre aparecen los bichos !
La estamos pasando de maravilla más allá de la competencia que ahora calmo un poco ya que bajo el viento y las últimas noches fueron muy amigables. No llovía ni hacía frío. Estamos súper agradecidos por poder navegar en el océano y la experiencia hacerlo durante mucho tiempo !
Nos llegaron los mensajes de aliento de todos ! Muchas gracias siempre es lindo saber que todos Uds están acompañándonos y nos llenan de energía para llegar a la meta que cada día qué pasa está más cerca !!

Abrazos , besos, saludos, piquitos ( ya nos ponemos románticos ) y hasta el infinito y más allá !

Tripula de big Match